Instituto de Desarrollo Urbano - IDU

Logo Presidencia de la República

USO DE MATERIAL RECICLADO EN OBRAS DEL IDU EN EL CANTÓN NORTE AYUDA AL AMBIENTE Y MITIGA EL CAMBIO CLIMÁTICO.

Ir a Boletines de Prensa anteriores

Viernes 28 de noviembre, 2014

El IDU:
USO DE MATERIAL RECICLADO EN OBRAS DEL IDU EN EL CANTÓN NORTE AYUDA AL AMBIENTE Y MITIGA EL CAMBIO CLIMÁTICO

El total de materiales reusados instalados durante las obras en el Cantón Norte equivalen en volumen a 3,2 piscinas olímpicas.
Al utilizar material reciclado no se requirió la operación de 377 viajes de volquetas de 15 metros cúbicos.
Se redujeron las emisiones de gases de efecto invernadero en 3,3 toneladas de C02.
Hasta el año 2012 se aplicó el modelo lineal que dejó escombreras llenas de materiales y componentes muy útiles.
El IDU aceptó el desafío incrementado el uso de material reciclado en varios proyectos
La Construcción de la Avenida Germán Arciniegas (Carrera 11), entre La Avenida Carlos Lleras Restrepo (Calle 100) y la Calle 106, (Cantón Norte), recientemente entregada a la ciudad superó la meta del 20% de uso de materiales provenientes de procesos de reutilización y reciclaje, alcanzando el 23%, con 7.786,65 metros cúbicos del mismo. 
El 43% de estos materiales provino de los residuos generados por la misma obra y el restante 57% de Centros de Aprovechamiento de Residuos de Construcción y Demolición-RCD,  sitios donde se trata parte de los subproductos de la construcción como demoliciones, originados en diferentes sectores de la ciudad. 
De un volumen de 33.325 metros cúbicos de materiales instalados en la obra, equivalente al espacio ocupado por 88 buses biarticulados de Transmilenio uno al lado de otro, el contratista tenía como meta que una quinta parte de ellos provinieran de procesos de reutilización o reciclaje, correspondientes a 6.665 metros cúbicos. Sin embargo esa meta fue superada.
Entre los beneficios del uso de materiales reutilizables y reciclables se pueden resaltar los siguientes:

Se evitó la degradación del paisaje tanto en la Sabana de Bogotá como fuera de ella, al no requerir la obra 7.786 metros cúbicos de base, sub-base y material granular provenientes de canteras.
No se requirió la operación de 377 viajes de volquetas de 15 metros cúbicos y la afectación de 11132 kms de malla vial ya sea para desplazar materiales a la obra o de ésta a las escombreras, haciendo más eficiente el uso de este recurso.
Se redujeron las emisiones de gases de efecto invernadero en 3,3 toneladas de C02, equivalentes a lo que genera 6679 viajes promedio que realiza un taxi en Bogotá llevando un pasajero.
La ciudad se liberó de ocupar espacio en las pocas escombreras existentes en su área urbana, equivalente a tres piscinas olímpicas.
Hasta el 2012 se utilizó el modelo lineal habitualmente en obras del IDÚ, lo que llevaba a la extracción de materiales provenientes de canteras, obtención de otros en fábricas para su posterior uso e instalación, y en última instancia, los residuos. 
Este modelo dejó escombreras llenas de productos y componentes muy útiles, lo que en términos prácticos ha representado un problema ante el desperdicio de recursos, afectación a la malla vial y generación de gases de efecto invernadero causantes del cambio climático global producidos en su movilización y disposición final.
Según proyecciones  el volumen en la generación de Residuos de Construcción y Demolición-RCD al 2020 en Bogotá, será más del doble del actual. 
Ante esta situación, el modelo lineal necesariamente debía ser revisado con miras a que una proporción significativa de esos residuos entren nuevamente al ciclo económico y productivo a través de la reutilización y reciclaje.
Este desafío de la industria de la construcción de obras públicas en la ciudad fue  asumido por los ejecutores de obras del IDU y sus interventorías, siendo varios los casos donde la cantidad de materia prima proveniente de procesos de reutilización y reciclaje, superaron los compromisos asumidos más allá del 20% propuesto inicialmente del total de materiales a instalarse en nuevas obras y del 40% en proyectos de mantenimiento de malla vial. 
Datos como estos, sugieren como la economía circular se convierte en una respuesta inteligente frente al cambio climático haciendo a las ciudades y sus entornos inmediatos más sostenibles, reduciendo la necesidad de recursos de canteras y liberando espacio en escombreras.

 

 

 

idubogota

@idubogota
Oficina Asesora de Comunicaciones IDU 

Teléfono 338 6660 - extensión 2090.

El Instituto de Desarrollo Urbano ha decidido ingresar a las redes sociales.